Urticaria

De Previpedia
Revisión del 11:13 7 feb 2021 de Administradores (discusión | contribs.)
(difs.) ← Revisión anterior | Revisión actual (difs.) | Revisión siguiente → (difs.)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Brazo afectado por urticaria

La urticaria es una de las enfermedades cutáneas más frecuentes: afecta a una de cada cuatro personas en algún momento de su vida. Se caracteriza por la aparición súbita de pápulas (los denominados habones), angioedema o ambos.

Los habones típicos de la urticaria tendrán tres características principales: una lesión papular circunscrita de tamaño variable, rodeada por un eritema reflejo, prurito habitualmente intenso y a veces, sensación de quemazón y resolución en pocas horas (habitualmente menos de 24 horas). A destacar en esta definición la naturaleza transitoria de la lesión, quedando la piel tras la resolución con apariencia normal.

En el caso de la urticaria, la reacción cutánea vascular ocurre en la dermis superficial, mientras que el angioedema ocurre en la dermis profunda y tejido celular subcutáneo, produciéndose la tumefacción del tejido suprayacente, sobre todo en las zonas de piel más laxas (por ejemplo, labios o párpados) con predominio de la sensación de hormigueo, quemazón o dolor más que de prurito, y con resolución en hasta 72 horas. En un 50% de los casos se asociarán urticaria y angioedema, mientras que un 10-20% de los pacientes tendrán sólo angiodema.

La histología típica de la urticaria es el edema de la dermis, la vasodilatación y un infiltrado de células mononucleares, principalmente linfocitos (CD4+, CD8+, pero no linfocitos B o NK) y un número variable de neutrófilos y eosinófilos. No existe daño vascular excepto en la urticaria- vasculitis. Mediante microscopia electrónica se ha visto degranulación mastocitaria en las lesiones.

La urticaria resultará de la activación de los mastocitos y basófilos, bien generado por la presencia de IgE específica, por factores del sistema del complemento mediante su unión a IgM o IgG o por otros mediadores como neuropéptidos y opiáceos que activen directamente a estas células. Tras la activación de mastocitos y/o basófilos se producirá la liberación de diversos mediadores (histamina, leucotrienos y otros), que a su vez actuarán sobre receptores de diversas estructuras de la piel.

Véase también[editar]

Dermatitis de contacto

Alergia

Bibliografía[editar]

VV.AA.: Enciclopedia práctica de Medicina del Trabajo. INSST.