Anexo:Medidas higiénicas básicas frente a agentes infecciosos

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
  • Lavado y desinfección de manos: es una de las medidas más importantes. Se efectuará antes y después de atender a cada paciente, aunque se hayan utilizado guantes, y cuando las manos se hayan manchado con materiales potencialmente contagiosos. Se realizará con agua y jabón líquido y se secarán con toallas de papel desechable. Para que sea efectivo se aconseja que realice durante veinte segundos de fricción bajo el chorro de agua.
  • Cortes y heridas: deben cubrirse con apósitos estériles e impermeables antes de iniciar la actividad laboral. Las lesiones cutáneas de manos se cubrirán con guantes. Se retirarán anillos y joyas.
  • Especificar los procedimientos de obtención, manipulación y procesamiento de muestras de origen humano o animal. El trabajador deberá usar guantes de protección frente a microorganismos en caso de contacto con materiales potencialmente infecciosos. Deben usarse guantes para manipular sangre, heces, equipos u objetos potencialmente contaminados y realizar una cuidadosa desinfección, así como pantalla de protección facial en caso de riesgo de exposición a salpicaduras.
  • Limpieza y desinfección adecuada de objetos y superficies. Las instalaciones de trabajo deben ser adecuadas con superficies lisas de fácil limpieza y desinfección.
  • Reducir el uso de herramientas cortantes o punzantes y, en caso necesario, utilizarlas con las debidas precauciones y protecciones.
  • Los métodos para la desinfección de los locales e instrumentación deberán tener en cuenta el tipo de agente a eliminar y la compatibilidad con la actividad que se esté realizando en un determinado local. Es necesario tener en cuenta: la actividad desinfectante del producto, la concentración que ha de tener para su aplicación, el tiempo de contacto con la superficie que se ha de descontaminar, las especies y el número de gérmenes que se han de eliminar.
  • Prohibir que los trabajadores coman, beban o fumen en las zonas de trabajo en las que exista riesgo biológico.
  • Proveer de ropas de protección apropiadas y no llevarlas al domicilio. La ropa de trabajo y los equipos de protección deberán ser lavados, descontaminados o, en su caso, destruidos en el lugar de trabajo. Debe proveerse de instalaciones para la limpieza, desinfección o destrucción en caso de necesidad, de la ropa de trabajo.
  • Disponer de zonas de aseo, que incluyan productos para la limpieza ocular y antisépticos para la piel, con facilidad de acceso.
  • Disponer de instalaciones sanitarias con duchas, lavabos y taquillas dobles, separado para ropa de trabajo y de calle.
  • Disponer de lugar adecuado para almacén de los equipos de protección y verificar su limpieza y buen funcionamiento. Los trabajadores dispondrán de tiempo para su aseo personal, y deberán quitarse las ropas de trabajo y equipos de protección que puedan estar contaminados por agentes biológicos y guardarlos en lugares que no contengan otras prendas, no pudiendo llevarlos a su domicilio.
  • Control sanitario de los animales y aislamiento de los animales infectados o sospechosos de estarlo. Poner en cuarentena a los primates importados. Evitar, en la medida de lo posible, el contacto directo con animales infectados.
  • Control de plagas: los roedores y los insectos actúan como reservorio y transmisores de un buen número de enfermedades infecciosas y parasitarias.

Legislación[editar]

Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Bibliografía[editar]

VV.AA.: Enciclopedia práctica de Medicina del Trabajo. INSST.