Agente biológico

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar

Virus de la hepatitis B
Señal de advertencia de riesgo biológico

Los agentes biológicos constituyen, junto a los agentes químicos y los agentes físicos, uno de los tres tipos de contaminantes que pueden aparecer en el ambiente de los puestos de trabajo. Se incluyen dentro de la definición de agentes biológicos a los microorganismos –con inclusión de los genéticamente modificados–, a los cultivos celulares y a los endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad, o cualquier otro riesgo para la salud humana.
Quedan fuera de la definición de agente biológico los ectoparásitos (ácaros, piojos, etc.), los insectos, los organismos superiores (animales o plantas) y los productos, estructuras o restos procedentes de los mismos (polen, polvo de madera, proteínas contenidas en la orina o en la saliva, etc.).
La gran variabilidad de factores que condiciona la presencia, supervivencia y conducta de los agentes biológicos ante el ser humano hace difícil abordar los problemas relacionados con su presencia en el ambiente laboral, del mismo modo que no permite el establecimiento de valores máximos generalizados.

Clasificación según su naturaleza[editar]

  • Virus: son las formas de vida más simples conocidas. La forma en que llevan a cabo la infección es inyectando su material genético en las células de otro ser vivo (huésped). Ejemplo de virus es el de la hepatitis B.
  • Bacterias: organismos más complejos que los virus, que no precisan de un huésped para completar su desarrollo. Un ejemplo de bacteria es el ántrax o carbunco.
  • Protozoos: organismos unicelulares que suelen ser transmitidos de unos seres vivos a otros. Ejemplo de protozoo sería la entamoeba histolytica, causante de la amebiasis.
  • Hongos: organismos pluricelulares con ciclos vitales complejos y diversas fases en su desarrollo. Algunos de ellos pueden ser parásitos del ser humano. Un ejemplo de hongo es el histoplasma capsulatum, que origina la histoplasmosis.
  • Helmintos: organismos pluricelulares con ciclos vitales complejos y diversas fases en su desarrollo. Pueden precisar de diferentes huéspedes dependiendo de su fase de desarrollo, y las formas de transmisión pueden ser muy diversas. La equistosomiasis y la anquilostomiasis están originadas por diferentes tipos de helmintos.
  • Artrópodos: este término incluye a animales invertebrados dotados de un esqueleto externo y apéndices articulados (incluye especialmente a insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos). Los que actúan como parásitos del ser humano, pueden en ocasiones inocularle toxinas. Los ácaros y las garrapatas pertenecen a este grupo.
  • Priones: partículas infecciosas formadas por unas proteínas, denominadas priónicas, capaces de formar agregados moleculares aberrantes. Producen las encefalopatías espongiformes transmisibles, que son un grupo de enfermedades neurológicas degenerativas tales como la tembladera, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y la encefalopatía espongiforme bovina.

Clasificación según su riesgo[editar]

Agente biológico del grupo de riesgo Riesgo infeccioso Riesgo de propagación a la colectividad Profilaxis o tratamiento eficaz
1 Poco probable que cause enfermedad No Innecesario
2 Pueden causar una enfermedad y constituir un peligro para los trabajadores Poco probable Posible generalmente
3 Pueden provocar una enfermedad grave y constituir un serio peligro para los trabajadores Probable
4 Provocan una enfermedad grave y constituyen un serio peligro para los trabajadores Elevado No conocido en la actualidad

Actividades en las que intervienen agentes biológicos[editar]

  • Actividades en las que existe intención deliberada de manipular agentes biológicos: trabajos con animales deliberadamente contaminados o en laboratorios de diagnóstico microbiológico.
  • Actividades en las que no existe intención deliberada de manipular agentes biológicos, pero puede existir exposición a estos en algún momento:
    • Trabajos en centros de producción de alimentos.
    • Trabajos agrarios.
    • Actividades en las que existe contacto con animales o con productos de origen animal.
    • Trabajos de asistencia sanitaria, comprendidos los desarrollados en servicios de aislamientos y de anatomía patológica.
    • Trabajos en laboratorios clínicos, veterinarios, de diagnóstico y de investigación, con exclusión de los laboratorios de diagnóstico microbiológico.
    • Trabajos en unidades de eliminación de residuos.
    • Trabajos en instalaciones depuradoras de aguas residuales.

Métodos para el muestreo aéreo de agentes biológicos[editar]

  • Gravitación: las tomas de muestra se recogen en una superficie adherente
  • Impactación: el aire es aspirado por una bomba y enviado a la superficie del medio de cultivo contenido en una placa.
  • Centrifugación: los agentes biológicos son separados del aire por la fuerza centrífuga desarrollada por un ventilador.
  • Burbujeo: el aire pasa a través de un líquido al que son transferidas las partículas siguiendo los principios de la impactación inercial ayudada por la dispersión de las partículas en las burbujas formadas en la zona de impactación.
  • Filtración: el aire es aspirado a través de un filtro, en el que se depositan los agentes biológicos.

Medidas preventivas[editar]

  • Identificación de riesgos y evaluación de riesgos, determinando la índole, el grado y la duración de la exposición de los trabajadores.
  • Sustitución de los agentes biológicos peligrosos por otros que no lo sean o lo sean en menor grado.
  • Reducción de riesgos.
    • Reducir al mínimo posible el número de trabajadores expuestos a un agente biológico patógeno.
    • Establecer procedimientos de trabajo y medidas técnicas adecuadas de protección, de gestión de residuos, de manipulación y transporte de agentes biológicos en el lugar de trabajo y de planes de emergencia frente a los accidentes que incluyan agentes biológicos.
    • Adopción de medidas seguras para la recepción, manipulación y transporte de los agentes biológicos y residuos, incluyendo los recipientes seguros e identificables.
    • Adopción de medidas de protección colectiva (como cabinas de seguridad biológica) o, en su defecto, de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios.
    • Utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera de lugar de trabajo. Existencia de servicios sanitarios apropiados, en los que se incluyan productos para lavarse los ojos y/o antisépticos para lavarse la piel.
    • Utilización de la señal de advertencia de peligro biológico y otras señales de aviso pertinentes.
    • Verificación, cuando sea necesaria y técnicamente posible, de la presencia de los agentes biológicos utilizados en el trabajo fuera del confinamiento físico primario.
  • Formación e información a los trabajadores y/o a sus representantes en relación con: los riesgos potenciales para la salud, las disposiciones en materia de seguridad e higiene, la utilización de los equipos de protección, las medidas que se han de adoptar en caso de incidente y para su prevención.
  • Establecimiento de un control sanitario previo y continuado.

Equipos de protección individual contra agentes biológicos[editar]

Pictograma presente en los EPI para riesgos biológicos

Guantes de protección[editar]

El uso de guantes contra los productos químicos y los microorganismos será obligatorio en los siguientes casos:

  • Cuando el trabajador presente heridas no cicatrizadas o lesiones dérmicas exudativas o rezumantes, cortes, lesiones cutáneas, etc.
  • En el manejo de sangre, fluidos corporales contaminados con sangre, tejidos, etc.
  • Al entrar en contacto con la piel no intacta o mucosas.
  • En el manejo de objetos, materiales o superficies contaminados con sangre.
  • Al realizar procesos invasivos.

Los guantes de protección se utilizarán solo cuando sea necesario, con el fin de evitar contaminación cruzada de objetos inicialmente no contaminados. Una vez usados, se deben quitar correctamente, lo cual implica una formación y adiestramiento adecuados, y se eliminarán como material contaminado (véase Residuo sanitario).

Protección ocular y facial[editar]

El uso de protectores oculares o faciales será obligatorio cuando se prevean salpicaduras de sangre o de otros fluidos corporales que puedan afectar a las mucosas de los ojos, boca o nariz.

Protección respiratoria[editar]

Ante la presencia de aerosoles de partículas biológicas (bioaerosoles), se utilizarán protectores respiratorios como mínimo del tipo FFP2.

Ropa de protección[editar]

Dependiendo del riesgo, se utilizará un tipo u otro de ropa de protección contra agentes biológicos.

Señalización del peligro biológico[editar]

La señal de peligro biológico debe colocarse en las puertas de acceso de los locales en los que se manipulen agentes biológicos clasificados en el grupo 2 o superior. Dicha señal debería ser complementada con información sobre el nivel de contención exigido en el local, el nombre del responsable de bioseguridad y los teléfonos de aviso en caso de emergencia. Además, es recomendable la señalización de los riesgos en muestras y recipientes que deban ser enviados fuera del centro de trabajo o que sean transportados (incluso en el mismo centro), equipos fuera de un local señalizado (si en algún momento son utilizados con agentes biológicos del grupo 2 o superior) y en recipientes de residuos; al respecto, consúltese el artículo Etiquetado de productos químicos.

Legislación[editar]

Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Bibliografía[editar]

INSHT: Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos.
Ana Hernández Calleja, Mª. del Carmen Martí Solé: Nota Técnica de Prevención 203. Contaminantes biológicos: evaluación en ambientes laborales.
Angelina Constans Aubert: Nota Técnica de Prevención 376. Exposición a agentes biológicos: seguridad y buenas prácticas de laboratorio.
Ana Hernández Calleja: Nota Técnica de Prevención 609. Agentes biológicos: equipos de muestreo (I).
Ana Hernández Calleja: Nota Técnica de Prevención 610. Agentes biológicos: equipos de muestreo (II).
Xavier Baraza, Emilio Castejón, Xavier Guardino: Higiene industrial. Editorial UOC. Comprar en Casa del Libro