Vibración

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Trabajador sometido a vibraciones por martillo neumático
Ejemplos de magnitudes de vibración en equipos de trabajo comunes
Ejemplos de magnitudes de vibración en herramientas comunes

Se puede definir la vibración como el movimiento oscilante de un sistema mecánico elástico, respecto a una posición de referencia. Para la higiene del trabajo, vibración es todo movimiento transmitido al cuerpo humano por estructuras sólidas capaz de producir un efecto nocivo o cualquier tipo de molestia, entre las cuales pueden destacarse incomodidad, lumbalgias, dolores en hombros y zona cervical y cinetosis. Las vibraciones aparecen en una gran parte de las máquinas y herramientas utilizadas por los trabajadores, así como en vehículos y suelos móviles.
Los efectos que producen las vibraciones en el cuerpo humano dependen fundamentalmente de las siguientes características:

  • Magnitud de la vibración: la más utilizada es la aceleración (m/s2).
  • Frecuencia: solo se tienen en cuenta las comprendidas entre 44 y 88 Hz.
  • Dirección en que incide en el cuerpo con respecto a los tres ejes en el espacio.
  • Tiempo de exposición.

Manifestaciones clínicas de los efectos de las vibraciones[editar]

  • Síndrome de vibración mano-brazo: puede dar origen a alteraciones vasculares, alteraciones neurológicas y a trastornos musculoesqueléticos. Entre estas alteraciones cabe destacar el denominado síndrome de Raynaud o del dedo blanco, caracterizado por síntomas como el emblanquecimiento de uno o varios dedos cuando se exponen al frío, el hormigueo y entumecimiento intermitentes y la reducción de la percepción táctil.
  • Síndrome de vibración de cuerpo entero: su sintomatología se suele relacionar con efectos de tipo agudo como el malestar, la fatiga, y problemas lumbares y vertebrales. Se sospecha además que este tipo de vibraciones puede estar relacionado con alteraciones del sistema nervioso, circular, digestivo y reproductor.

Evaluación del nivel de exposición a vibraciones[editar]

La medición de las vibraciones, debido a su complejidad, no es obligatoria en todos los casos de exposición de los trabajadores a vibraciones mecánicas, sino que podrá admitirse el cálculo de una "magnitud probable" siempre que se proporcione confianza sobre los resultados. Para deducir esta magnitud probable son necesarias la observación de los métodos de trabajo y la aportación de datos sobre el equipo de trabajo utilizado (información generalmente facilitada por el fabricante) y sobre tiempos de exposición. Es importante comprobar que las condiciones de funcionamiento reales del equipo de trabajo son similares a las que sirven de base a la información suministrada, para lo cual son imprescindibles un buen estado y un correcto mantenimiento de dicho equipo. En el caso de las vibraciones mano-brazo, se aconseja corregir los valores ofrecidos por el fabricante multiplicándolos por un factor entre 1,5 y 2.[1]
Si se procede a la medición, el equipo de medida a utilizar será un acelerómetro conforme a la Norma UNE-EN ISO 8041. Se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  • Para las vibraciones de cuerpo entero el valor de exposición diaria normalizada,o valor A(8), es el resultado de una triple ponderación de los resultados de las mediciones en función de la dirección en el espacio, en función de la frecuencia y en función del tiempo, y se harán según los prescrito en la Norma UNE 2631-1.
  • Para la medición de las vibraciones transmitidas al sistema mano-brazo, se aplicará la Norma UNE EN 5349-2. Los dos sistemas de ejes de coordenadas utilizados en este caso son los denominados biodinámico y basicéntrico.

Valores límite de exposición diaria y valores que dan lugar a una acción[editar]

Tipo de vibración Valor límite de exposición diaria (VLE) [2] Valor que da lugar a una acción (NA)
Vibración transmitida al sistema mano-brazo 5 m/s2 2,5 m/s2
Vibración transmitida al cuerpo entero 1,15 m/s2 0,5 m/s2

Medidas preventivas[editar]

  • Reducción de la vibración en origen, lo cual incluye una selección adecuada de herramientas y vehículos.
  • Utilización de materiales aislantes y/o absorbentes en la fuente emisora.
  • Mantenimiento adecuado de los equipos de trabajo.
  • Información y formación a los trabajadores sobre manejo correcto de los equipos de trabajo.
  • Limitación de la duración e intensidad de la exposición.
  • Proteger del frío y de la humedad a los trabajadores expuestos.
  • Utilización de equipos de protección individual (guantes antivibratorios, botas, cinturones) que aíslen la transmisión de vibraciones.

Referencias[editar]

  1. UNE-CEN/ TR 15350:2013 IN. Directrices para la evaluación de la exposición a vibraciones transmitidas por la mano usando la información disponible incluyendo la información proporcionada por los fabricantes de maquinaria.
  2. Para un período de referencia de ocho horas diarias o, en caso de variar sensiblemente los valores para diferentes jornadas, de cuarenta horas semanales.

Legislación[editar]

Real Decreto 1311/2005, de 4 de noviembre, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores frente a los riesgos derivados o que puedan derivarse de la exposición a vibraciones mecánicas.
Directiva 2002/44/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de junio de 2002, sobre las disposiciones mínimas de seguridad y de salud relativas a la exposición de los trabajadores a los riesgos derivados de los agentes físicos (vibraciones).

Bibliografía[editar]

Luis Pujol Senovilla: Nota Técnica de Prevención 839. Exposición a vibraciones mecánicas. Evaluación del riesgo.
Antonio de la Iglesia Huerta: Nota Técnica de Prevención 963. Vibraciones: vigilancia de la salud en trabajadores expuestos.
Begoña Juan y Seva Guevara, Rafael Sanchez-Guardamino: Nota Técnica de Prevención 1068. Vibraciones: alternativas para evaluar el riesgo de vibraciones. Estimación.
INSHT: Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con las vibraciones mecánicas.
José Mª Cortés Díaz: Técnicas de prevención de riesgos laborales. Seguridad e higiene del trabajo. Editorial Tebar. Comprar en Casa del Libro
Comisión Europea: Guía no vinculante sobre buenas prácticas para la aplicación de la Directiva 2002/44/CE (vibraciones en el trabajo).
UNE EN 2631-1. Vibraciones y choques mecánicos. Evaluación de la exposición humana a las vibraciones de cuerpo entero. Parte 1: Requisitos generales.
UNE EN 5349-2. Vibraciones mecánicas. Medición y evaluación de la exposición humana a las vibraciones transmitidas por la mano. Parte 2: Guía práctica para la medición en el lugar de trabajo.
Xavier Baraza, Emilio Castejón, Xavier Guardino: Higiene industrial. Editorial UOC. Comprar en Casa del Libro
UNE-CEN/ TR 15350:2013 IN. Directrices para la evaluación de la exposición a vibraciones transmitidas por la mano usando la información disponible incluyendo la información proporcionada por los fabricantes de maquinaria.

Enlaces externos[editar]

Base Vibra. Base de datos de vibraciones mecánicas (valores de exposición). INSHT.