Sistema de control de humos

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Exutorio

Un sistema de control de humos es el diseñado para evitar que el humo de un incendio se introduzca en las vías de evacuación mientras esta se está llevando a cabo. Por lo general, se utilizan sistemas mecánicos de ventilación para introducir aire fresco en las vías de evacuación. Este método suele utilizarse para presurizar los huecos de la escalera o edificios con patios.
Un sistema de control de humos adecuado a un edificio permitirá alcanzar uno o más de los siguientes objetivos:

  • Mantener las vías de acceso y evacuación libres de humos.
  • Facilitar las operaciones de lucha contra el incendio al generarse una capa libre de humos.
  • Controlar la potencia térmica de los humos, reducien­do el riesgo de la combustión súbita generalizada o flashover.
  • Reducir el efecto térmico sobre los elementos de la estructura portante.
  • Proteger los equipamientos y los mobiliarios, enseres y accesorios.
  • Reducir los daños causados por los gases calientes y por la descomposición térmica de los productos.

Componentes de un sistema de control de humos[editar]

  • Cortinas o barreras: mediante ellas se consigue dirigir el humo hacia los exutorios, ya sea canalizándolos o impidiéndoles el paso por determinadas áreas.
  • Exutorios.
  • Conexiones y elementos de control.

Bibliografía[editar]

VV.AA.: Enciclopedia de salud y seguridad en el trabajo, capítulo 41: "Incendios". Organización Internacional del Trabajo.
Álvaro Fernández de Castro Díaz: Nota Técnica de Prevención 928. Sistemas de control de temperaturas y evacuación de humos de incendio.