Radiación ionizante

De Previpedia
(Redirigido desde «Radiaciones ionizantes»)
Saltar a: navegación, buscar
Exposición a radiaciones ionizantes en los seres humanos

Una radiación ionizante es la que, al interaccionar con la materia, produce la ionización de los átomos de esta, es decir, origina partículas cargadas eléctricamente (iones). La capacidad de ionización de estas radiaciones es directamente proporcional al nivel de energía e inversamente proporcional al tamaño de las partículas. Su frecuencia es superior a 1017 Hz.
La unidad de medida más usada en higiene del trabajo es el REM, y el instrumento más empleado para realizar las medidas es el radiámetro o dosímetro de radiación.
La mayor parte de las radiaciones ionizantes tienen su origen en la naturaleza, pero otras son provocadas por el ser humano con diferentes fines (médicos, industriales, etc.).

Tipos de radiaciones ionizantes[editar]

Las radiaciones ionizantes pueden ser electromagnéticas (tienen forma de ondas) o corpusculares (formadas por partículas subatómicas). Entre las más frecuentes se encuentran:

Radiaciones corpusculares Radiaciones alfa Son núcleos de helio cargados positivamente. Tienen una energía muy elevada y muy baja capacidad de penetración (pueden ser detenidas por una hoja de papel).
Radiaciones beta - Electrones emitidos desde los átomos a consecuencia de la transformación de un neutrón en un protón más un electrón.
Radiaciones beta + Positrones emitidos desde los átomos a consecuencia de la transformación de un protón en un neutrón y un positrón.
Neutrones Partículas sin carga, de alta energía y gran capacidad de penetración. No son emitidos de forma natural, sino que se generan en reactores nucleares y en aceleradores de partículas.
Radiaciones electromagnéticas Radiaciones gamma Proceden del núcleo del átomo. Son de menor energía y mayor capacidad de penetración que las radiaciones alfa y beta.
Rayos X Proceden del núcleo del átomo.

Efectos biológicos de las radiaciones ionizantes[editar]

El daño biológico ocasionado por las radiaciones ionizantes puede manifestarse en el propio individuo (efecto somático) o en generaciones posteriores (efecto genético), y en función de la dosis recibida los efectos pueden ser inmediatos o diferidos en el tiempo, con largos períodos de latencia.

Legislación[editar]

Real Decreto 783/2001, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes.

Bibliografía[editar]

Adoración Pascual Benés, Enrique Gadea Carrera: Nota Técnica de Prevención 614. Radiaciones ionizantes: normas de protección.