Primeros auxilios

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Prácticas en primeros auxilios

Bajo la denominación de primeros auxilios se conocen las técnicas, cuidados y procedimientos de carácter incondicional, adecuados y temporales, de personal profesional o de personas capacitadas o con conocimiento técnico, que se le aplican a una persona víctima de un accidente o enfermedad repentina, en el lugar de los acontecimientos y antes de ser trasladados a un centro asistencial. Especialmente importantes resultan los primeros auxilios en el caso de una emergencia médica, es decir, aquella situación en la que la falta de asistencia médica producirá la muerte del accidentado en muy pocos minutos. Los principales objetivos de los primeros auxilios son los siguientes:

  • Evitar más lesiones de las ya producidas.
  • Recuperar la vida a quien esté en trance de perderla.
  • Proteger las heridas de posibles infecciones y complicaciones.
  • Transportar al herido hasta el lugar en que pueda recibir asistencia sanitaria.

Principios generales sobre primeros auxilios[editar]

  • Conservar la calma y actuar rápidamente, sin hacer caso de la opinión de los curiosos.
  • Manejar al accidentado con suavidad y precaución.
  • Tranquilizar al accidentado, dándole ánimos y mitigando su preocupación.
  • Tumbar a la víctima sobre el suelo en el mismo lugar en que se haya producido el accidente, colocándole de costado, con la cabeza hacia atrás o inclinada hacia un lado.
  • Proceder a un examen general para comprobar los efectos del accidente (fractura, hemorragia, quemadura, pérdida del conocimiento, etc.) así como las posibles condiciones de peligrosidad del lugar en que se encuentra la víctima.
  • A menos que sea absolutamente necesario (ambientes peligrosos, electrocución, etc.), no debe retirarse al accidentado del lugar en que se encuentra hasta que se conozca con seguridad su lesión y se le hayan impartido los primeros auxilios.
  • Lo primero que se atenderá es la respiración y las posibles hemorragias.
  • No dar de beber jamás en caso de pérdida de conocimiento.
  • Procurar que la víctima no se enfríe, tapándola con mantas y manteniendo el ambiente a una temperatura agradable.
  • Avisar al médico más próximo y proporcionarle los datos conocidos para que pueda indicar las medidas a adoptar hasta su llegada.
  • Trasladar al accidentado, una vez atendido, hasta el puesto de socorro u hospital más próximo.

Bibliografía[editar]

José Luis Moliné Marco: Nota Técnica de Prevención 605. Primeros auxilios: evaluación primaria y soporte vital básico.
Primeros auxilios (guía publicada por FREMAP).
Wikipedia: artículo Primeros auxilios.