Martillo

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Partes de un martillo

El martillo es una herramienta manual utilizada para golpear directa o indirectamente una pieza, en la que se provoca un desplazamiento o una deformación. Consta básicamente de una cabeza pesada y de un mango.

Algunos tipos de martillos[editar]

Normas de utilización segura[editar]

Forma de sujeción del mango
Forma de sujetar un clavo
  • Antes de utilizar el martillo, asegurarse de que el mango está perfectamente unido a la cabeza y de que el mango se encuentra en buen estado.
  • Seleccionar el martillo de dureza y tamaño adecuados a cada una de las superficies a golpear.
  • La pieza a golpear debe estar apoyada sobre una base sólida no endurecida para evitar rebotes.
  • Sujetar el mango por el extremo.
  • Intentar golpear sobre la superficie de impacto con toda la cara del martillo.
  • A la hora de clavar, sujetar el clavo por la cabeza y no por el extremo.
  • No golpear con un lado de la cabeza del martillo sobre un escoplo, otro martillo u otra herramienta auxiliar.
  • No utilizar para dar vueltas a otra herramienta ni como palanca.
  • No utilizar martillos deteriorados ni reforzados con cuerdas o alambres.
  • Emplear un protector ocular o facial.

Bibliografía[editar]

José Ma Tamborero del Pino: Nota Técnica de Prevención 393. Herramientas manuales (III): condiciones generales de seguridad.