Mantenimiento

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar

Se entiende por mantenimiento el conjunto de actividades realizadas en el lugar de trabajo, tales como la construcción, instalación, configuración, pruebas, ajustes, inspección, modificación y mantenimiento de las máquinas sobre una base preventiva, periódica y predictiva. Entre dichas actividades se cuentan la lubricación, limpieza o desatascamiento de las máquinas y la realización de ajustes o de cambios de herramientas, en el curso de las cuales los trabajadores pudieran estar expuestos a la activación o la puesta en marcha imprevista de las máquinas o equipos, o la liberación de energía peligrosa almacenada.
Los empresarios deben adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que la maquinaria se mantenga, durante toda su vida útil, en unas condiciones que cumplan continuamente los requisitos de seguridad pertinentes. Cuando se lleve a cabo el mantenimiento de la maquinaria, deberían tenerse en cuenta las instrucciones del fabricante.
Los empresarios deben garantizar la seguridad de la maquinaria mediante un sistema de mantenimiento preventivo, que comprenda inspecciones y pruebas periódicas, cuando proceda, de los resguardos, dispositivos protectores y paradas de emergencia. Todo defecto debería corregirse rápidamente y, en caso de detectarse defectos graves, la maquinaria no debería usarse hasta que no se hayan subsanado.
Cuando proceda, los sistemas de mantenimiento preventivo deberían comprender procedimientos escritos y comunicaciones sobre cómo realizar la tarea de forma segura (por ejemplo, mediante sistemas de «autorización de trabajo», procedimientos para trabajar en espacios confinados, y procedimientos de bloqueo).
Los empresarios deben cerciorarse de que el mantenimiento se lleva a cabo de manera segura y de que, en caso pertinente:

a) la tarea se realiza siguiendo las instrucciones y procedimientos especiales pertinentes;
b) el supervisor designado da su aprobación antes de comenzar la tarea, y
c) se han adoptado las medidas necesarias en el lugar de trabajo para asegurarse de que la tarea se lleve a cabo sin poner en peligro a los trabajadores encargados del mantenimiento ni a otras personas.

En caso de existir peligros concretos, como los relativos a la electricidad, diferencias de presión, mala calidad del aire o radiación, los empresarios deberían asegurarse de que estos se detectan y controlan para que los trabajadores y otras personas que se encuentren en el lugar de trabajo no corran peligro. A tal efecto, los empresarios deberían confirmar que:

a) se han aislado las conexiones eléctricas, de gases y de líquidos, y se ha descargado toda presión excesiva de los sistemas de que se trate;
b) se ha impedido todo movimiento inesperado de la maquinaria;
c) se han asegurado las cargas suspendidas;
d) se utilizan andamios, plataformas de trabajo y escaleras con estabilidad y capacidad de carga adecuadas;
e) las herramientas que han de utilizarse están en buenas condiciones y son adecuadas para el fin previsto;
f) cuando se acceda a los depósitos o espacios reducidos para su mantenimiento, inspección o limpieza, se han tomado medidas para controlar el peligro causado por la falta de oxígeno, la presencia de gases tóxicos u otras sustancias peligrosas, y existen procedimientos de emergencia apropiados;
g) solo puede acceder a la zona de peligro el personal esencial, y
h) se utilizan los equipos de protección individual y las prendas protectoras adecuadas.

Deberían adoptarse y actualizarse medidas de prevención, preparación y respuesta ante situaciones de emergencia en relación con la utilización de la maquinaria. Estas medidas deberían determinar los accidentes y situaciones de emergencia que puedan producirse. Deberían tenerse en cuenta el tamaño de la empresa y la naturaleza de sus actividades.
Deben establecerse medidas de prevención, preparación y respuesta ante situaciones de emergencia en colaboración con servicios exteriores de emergencia y otros organismos, según proceda.
Si existe un registro de inspección de la maquinaria, este debería mantenerse actualizado.
Si fuera necesario realizar tareas de mantenimiento mientras la maquinaria esté en marcha, los empresarios deberían asegurarse de que las llevan a cabo personas competentes y de que se aplican medidas de reducción de riesgos, tales como la utilización de mandos que permitan controlar el funcionamiento de la maquinaria, a velocidad lenta, mediante un accionamiento continuado.

Bibliografía[editar]

OIT: Seguridad y salud en la utilización de la maquinaria.