Herramienta manual

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Herramientas manuales en un taller de automóviles

Se denomina herramienta manual al útil simple para cuyo funcionamiento actúa única y exclusivamente el esfuerzo físico del hombre, o bien se sostiene con las manos pero es accionado mecánicamente (herramienta portátil), ya sea por energía eléctrica, neumática, por carga explosiva o por combustión. Las herramientas manuales utilizadas en trabajos eléctricos de baja tensión se denominan dieléctricas y están dotadas de un aislamiento de seguridad.

Principales riesgos en el uso de herramientas manuales[editar]

  • Golpes y cortes, principalmente en las extremidades superiores.
  • Golpes, cortes, pinchazos y lesiones oculares por proyección de materiales de trabajo, de herramientas o de partes de estas.
  • Lesiones musculoesqueléticas por sobreesfuerzos, adopción de posturas forzadas o movimientos bruscos.
  • Quemaduras y contactos eléctricos.

Causas principales de accidentes provocados por herramientas manuales[editar]

  • No seleccionar la herramienta adecuada al trabajo a realizar.
  • No mantener la herramienta en correcto estado.
  • Uso incorrecto de la herramienta.
  • Mal almacenamiento de las herramientas, incluyendo el abandono de estas en lugares donde puedan ser peligrosas.
  • Transporte incorrecto de las herramientas.

Medidas preventivas[editar]

Diseño ergonómico[editar]

Desde el punto de vista de la ergonomía, es interesante establecer el tipo de agarre necesario para el uso de cada herramienta. Así, se distinguen el agarre de fuerza (como el de un martillo), el agarre de precisión (como el de un destornillador) y el agarre de gancho (en el que solo se sujeta la herramienta y no es necesario aplicar fuerza). Una herramienta con un diseño ergonómico adecuado desempeña con mayor eficacia la función que de ella se pretende y reduce al mínimo la fatiga del trabajador.
Como regla general, en el diseño de las herramientas manuales se consideran los percentiles 5 y 95 de la población objeto, lo cual debería ser tenido en cuenta sobre todo cuando se vayan a adquirir las herramientas de forma personalizada. Otro aspecto a tener en cuenta en algunas herramientas es si los usuarios son diestros o zurdos.

Prácticas de seguridad[editar]

  • Selección de la herramienta correcta para el trabajo a realizar. Tener también en cuenta las condiciones en que dicho trabajo se va a desarrollar (dimensiones del espacio en que va a moverse el trabajador, condiciones termohigrométricas...).
  • Mantenimiento adecuado.
  • Uso correcto. Al respecto, evitar entornos en que este uso correcto sea difícil.
  • Guardar en lugares seguros.
  • Asignación personalizada de las herramientas, siempre que sea posible.

Gestión de las herramientas[editar]

En este apartado se incluyen desde la adquisición hasta los procedimientos de trabajo en lo relativo a uso, formación, almacenamiento, mantenimiento, transporte y control.

Herramientas manuales más comunes[editar]

Bibliografía[editar]

FREMAP: Monografías de Seguridad en el Trabajo. Herramientas manuales.
VV.AA.: Enciclopedia de salud y seguridad en el trabajo. Capítulo 29. "Ergonomía". Organización Internacional del Trabajo.
José Ma Tamborero del Pino: Nota Técnica de prevención 391. Herramientas manuales (I): condiciones generales de seguridad.