Guantes de protección para bomberos

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Bombero con guantes de protección
Junto al pictograma aparecerá el número de la Norma EN 659

Los guantes de protección para bomberos son protectores de manos y brazos diseñados para ser utilizados durante la lucha normal contra el fuego, la búsqueda y el rescate. Si bien no son adecuados para el manejo deliberado de productos químicos, proporcionan alguna protección contra el contacto accidental con estos. No se consideran dentro de esta clasificación los guantes de protección para operaciones especiales dentro del servicio del lucha contra el fuego.

Requisitos[editar]

  • Resistencia a la abrasión: tendrán al menos el nivel de comportamiento 3 (Norma UNE EN 388).
  • Resistencia al corte: tendrán al menos el nivel 2 (Norma UNE EN 388) en la palma y el dorso.
  • Resistencia al rasgado: tendrán al menos el nivel 3 (Norma UNE EN 388) en la palma.
  • Resistencia a la perforación: tendrán al menos el nivel 3 (Norma UNE EN 388) en la palma.
  • Resistencia a la llama: tendrán al menos el nivel 4 (Norma EN 407). El material exterior del guante no debe gotear si el material se funde. No debe separarse la costura del guante tras un tiempo de ignición de 15 segundos.
  • Resistencia al calor convectivo: tendrán al menos el nivel 3 (Norma EN 407) tanto en palma como en dorso.
  • Resistencia al calor radiante: se ensayan los dorsos de los guantes según la Norma EN ISO 6942. El valor RHTI 24 con un flujo de calor de 40 kW/m2 debe ser al menos 20.
  • Resistencia al calor de contacto: en los ensayos según la Norma EN 702, realizados en la palma del guante, habrá una temperatura umbral de al menos 10 segundos con una temperatura de contacto de 250 ºC.
  • Resistencia al calor del material del forro: dicho material no debe fundir, gotear ni arder cuando sea ensayado de acuerdo con la Norma ISO 17493 a una temperatura mínima de 180 ºC.
  • Encogimiento por calor: no deben encoger más del 5% al ser ensayados según la Norma ISO 17493 a 180 ºC.
  • Dexteridad: tendrán al menos el nivel de comportamiento 1 (Norma EN 420).
  • Resistencia a la rotura de las costuras: la fuerza de rotura de la costura será al menos de 350 N al ser ensayados según la Norma EN ISO 13935-2.
  • Tiempo para la retirada de los guantes: el valor medio de la retirada del par de guantes, tanto secos como húmedos, no debe exceder los 3 segundos.
  • Resistencia del material del guante a la penetración de agua (opcional): se llevan a cabo los ensayos según la Norma EN ISO 20344:2004 (para guantes de piel), dando un nivel de comportamiento entre 1 y 4, o según la Norma EN 20811 (para guantes textiles).
  • Ensayo de integridad del guante completo: se ensayan según la Norma ISO 15383 con inmersión del guante solo hasta la línea de la muñeca. Este requisito es solo necesario si los guantes deben ser a prueba de agua.
  • Resistencia a la penetración de productos químicos líquidos: los guantes se ensayan con H2SO4 al 30% en peso, NaOH al 40% en peso, HCl al 36% en peso y heptano, según la Norma EN ISO 6530 y durante un tiempo de aplicación de 10 segundos.

Nota sobre las tallas[editar]

Las tallas deben corresponder a los requisitos establecidos en la Norma EN 420 salvo en lo referente a las longitudes mínimas, que serán las siguientes:

Talla del guante 6 7 8 9 10 11
Longitud mínima
del guante (mm)
260 270 280 290 305 315

Es importante comprobar que los guantes son compatibles con las mangas de la ropa y no dejan parte de la piel al descubierto con los brazos extendidos.

Bibliografía[editar]

UNE EN 659. Guantes de protección para bomberos.