Guantes de látex

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Guante de látex

Los guantes de látex están fabricados con caucho natural como uno de sus principales componentes. Las principales actividades en las que es frecuente el uso de guantes de látex son sanidad, peluquería, laboratorios y procesado de alimentos. La elasticidad y adaptabilidad de este tipo de guantes los convierte en una buena alternativa cuando se requiere trabajar sin perder apenas sensibilidad en las manos. Sin embargo, algunas personas pueden sufrir alergia al látex, ya que las proteínas de este elemento se comportan como sensibilizantes tanto cutáneos como respiratorios.
Los empresarios deben proveer a las personas alérgicas de guantes fabricados con otros materiales (vinilo, nitrilo, polímeros...), así como proporcionar la necesaria formación a los trabajadores acerca de las posibles reacciones que pueden presentarse tras el uso de guantes de látex.

Reacciones a la exposición al látex[editar]

Un trabajador expuesto al látex y que tenga una reacción alérgica grave debe ser tratado de inmediato por un médico.

  • Dermatitis por contacto irritante: los síntomas incluyen piel seca, irritada y con picazón, con mayor frecuencia en las manos.
  • Dermatitis alérgica por contacto (hipersensibilidad retardada): esta reacción cutánea se parece al sarpullido por el contacto con la hiedra venenosa (poison ivy) y por lo general, aparece de 24 a 96 horas después del contacto.
  • Alergia al látex (hipersensibilidad inmediata): por lo general aparece a minutos de la exposición, pero los síntomas pueden manifestarse hasta unas pocas horas después. Los síntomas de una reacción leve son enrojecimiento de la piel, ronchas o picazón. Los síntomas de una reacción más grave pueden incluir moqueo, estornudos, picazón en los ojos, ardor en la garganta, sibilancias, tos o dificultad para respirar. En raras ocasiones, puede producirse un estado de choque; pero una reacción que ponga en peligro la vida rara vez es el primer síntoma de la alergia al látex.

Medidas para trabajadores diagnosticados de alergia al látex[editar]

  • Notificar al empresario y al servicio de prevención la existencia de la alergia.
  • Seguir todas las recomendaciones dadas por su médico.
  • Evitar tocar, usar o estar cerca de productos que contengan látex.
  • Evitar áreas donde exista la posibilidad de inhalar látex (por ejemplo, donde se usan guantes de látex con talco).
  • Antes de que le pongan alguna inyección, notificar la alergia y asegurarse de que la persona que se la va a aplicar utiliza un tapón para el recipiente del medicamento que no contenga látex.
  • Antes de que le hagan alguna cirugía o procedimiento médico, notificar la alergia.

Vigilancia de la salud a trabajadores expuestos al látex[editar]

Los responsables de llevar a cabo la vigilancia de la salud deberán determinar la aptitud de los trabajadores que vayan a utilizar guantes de látex, en función de las características del trabajo y de la persona. Se deberían llevar a cabo los pasos indicados a continuación.

Anamnesis[editar]

Mediante el interrogatorio se deberá determinar:

  • Si la persona pertenece a los grupos de riesgo: atópicos, personas con alergias alimentarias al aguacate, patata, plátano, tomate, kiwi, etc., personas que han sufrido múltiples intervenciones quirúrgicas, etc.
  • Cuáles van a ser las condiciones del trabajo, el tipo de guante a emplear, la frecuencia de utilización y la duración previsible de uso.
  • Si presenta o ha presentado dermatitis de contacto.
  • Si la persona sufre de hiperhidrosis.
  • La tolerancia a guantes que haya usado con anterioridad, ya sea en el trabajo o en su vida privada.
  • Si alguna vez ha sufrido alteraciones cutáneas, es importante preguntar sobre el tipo de síntomas y lesiones, la edad de aparición, el tiempo de latencia respecto a la actividad laboral, si dichas lesiones mejoran al dejar el trabajo y empeoran al incorporarse a la misma tarea.

Exploración clínica[editar]

El médico debe examinar el estado de la piel del trabajador y constatar que no presenta ninguna alteración, ya que la protección solo tiene posibilidades de éxito si se aplica sobre una piel sana o en vías de curación. Y además si existe alguna lesión puede estar desaconsejado el uso de guantes de látex.

Tests específicos[editar]

Para cada patología cutánea o respiratoria que se sospeche a partir de los datos de la anamnesis y de la exploración clínica, deben preverse los exámenes necesarios para poder diagnosticar la enfermedad:

  • RAST o determinación de IgE: se debe hacer la específica al látex y a diversas frutas/verduras (plátano, castaña, aguacate, kiwi, papaya, patata y tomate).
  • Patch test (test epicutáneo): se realizará en todos los casos, y en particular cuando se sospeche que pueda existir dermatitis de contacto.
  • Prick test: se efectúa con extracto comercial (extracto antigénico de látex purificado) o con extractos obtenidos con los guantes utilizados por el paciente.
  • Test de provocación o prueba de uso: se puede realizar siempre que el trabajador no haya sufrido episodios graves de reacciones cutáneas ni anafilaxia. En este test el paciente se coloca un dedo del guante. Si aparece picazón o urticaria en los 30 minutos siguientes, la reacción se considera positiva. Si no hay reacción, el paciente se pone un guante entero, humedeciendo previamente la mano para facilitar la eliminación de las proteínas. En ambos casos el paciente puede llevar puesto un guante de control de un material sintético (vinilo, tactilon, etc.) en la otra mano para excluir eritema inespecífico o dermografismo. A ser posible, se deberá contar con un equipo de reanimación por el riesgo de un cuadro general. No deberá realizarse en los casos de historia clínica con antecedentes.
  • Determinación de liberación de histamina al látex: es la prueba de mayor especificidad, ya que indica la forma clínica del enfermo, el tipo de reacción y su posible evolución. Siempre que midamos la liberación de histamina producida por un alérgeno y obtengamos un valor superior al 10% consideraremos la prueba como positiva.
  • Evaporimetría o medición de la pérdida transepidérmica de agua (TWEL): este método se utiliza como parámetro de la función barrera cutánea, ya que si la superficie de la piel se daña, la barrera se altera y consecuentemente habrá una pérdida de agua a través de la piel, que es lo que mide el test TWEL.

Véase también[editar]

Protectores de manos y brazos
Guantes contra los productos químicos y los microorganismos

Bibliografía[editar]

María del Carmen Pareja Torres, Antonio de la Iglesia Huerta: La vigilancia de la salud en usuarios de guantes de protección individual. Prevención, trabajo y salud, 2003, nº 26, págs. 25-40.

Enlaces externos[editar]

NIOSH: Datos Breves de NIOSH: Cómo prevenir las alergias al látex.