Fatiga mental

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar

Se entiende por fatiga mental la disminución transitoria de la eficiencia funcional mental y física, que depende de la intensidad, la duración y la distribución temporal de la tensión mental precedente. El restablecimiento de la fatiga mental se consigue mediante recuperación, más que con un cambio de actividad, especialmente a través del sueño. La fatiga mental puede surgir como consecuencia de una excesiva carga mental de trabajo.
Algunos síntomas de la fatiga mental son:

  • Disminución de la percepción, por reducirse los movimientos oculares, la discriminación de las señales y la discriminación del umbral.
  • Disminución del procesamiento de la información, por aumento del tiempo de decisión, errores de acción, incertidumbre en las decisiones, bloqueo, "estrategias arriesgadas" en las secuencias de acciones o alteración de la coordinación sensoriomotora.
  • Disminución de las funciones de la memoria, por lentitud en el almacenamiento de la información en la memoria inmediata, alteraciones de los procesos de repetición de lo almacenado en la memoria a corto plazo, y retrasos en la transmisión de información almacenada en la memoria a largo plazo y en el proceso de búsqueda de información.

Medidas de prevención de la fatiga mental[editar]

  • Cambios en la estructura de las tareas.
  • Implantación de sistemas de pausas breves en el trabajo: al respecto, hay que tener en cuenta que un mayor número de descansos cortos es más eficaz que un menor número de descansos largos; es importante la existencia de un horario fijo conocido de antemano.
  • Tiempo suficiente de descanso y sueño.

Bibliografía[editar]

UNE-EN ISO 10075-1:2001. Principios ergonómicos relativos a la carga de trabajo mental. Parte 1. "Términos y definiciones generales".
VV.AA.: Enciclopedia de salud y seguridad en el trabajo. Capítulo 29. "Ergonomía". Organización Internacional del Trabajo.