Estrés térmico

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
The Sun.jpg

Se denomina estrés térmico a la carga neta de calor a la que los trabajadores están expuestos y que resulta de la contribución combinada de las condiciones ambientales del lugar donde trabajan (temperatura del aire, humedad relativa, velocidad del aire y temperatura radiante media), la actividad física que realizan y las características de la ropa que llevan. La suma de estos factores determinará las demandas térmicas del individuo, que responderá de forma distinta dependiendo de factores individuales como la edad, el peso, la hidratación, el género, la aclimatación, etc.

Mecanismos de termorregulación del cuerpo humano[editar]

Para sobrevivir, el ser humano necesita conservar una temperatura constante (alrededor de 36,8 ºC) en sus órganos vitales; la temperatura a la que se encuentran dichos órganos vitales es la denominada "temperatura interna". Otros órganos, como la piel y los músculos, exigen menor estabilidad térmica y los valores de confort no son exactamente los mismos que para la temperatura interna; la temperatura a la que se encuentran estos órganos es la "temperatura periférica".
La termorregulación del cuerpo humano consiste en mantener una estabilidad térmica lo más próxima posible a los valores de confort. Ello se consigue por medio de dos mecanismos: comportamentales y fisiológicos. Los mecanismos comportamentales son los que llevamos a cabo de forma voluntaria para defendernos del calor o del frío: abrigarse o desabrigarse, beber, aumentar o reducir la actividad física, etc. Los mecanismos fisiológicos son los que ejecuta nuestro propio cuerpo, dirigidos por el hipotálamo, de forma natural, y son fundamentalmente la vasoconstricción periférica (reducción del flujo sanguíneo hacia áreas periféricas del cuerpo), el tiriteo (actividad muscular involuntaria) y el sudor (intercambio de calor hacia el exterior).

Índice WBGT[editar]

Tabla 1. Valores límite del índice WBGT

Un índice muy utilizado por su sencillez para discriminar rápidamente si estamos ante una situación de riesgo de estrés térmico por calor es el índice WBGT (Wet Bulb Globe Temperature), que se obtiene a partir de la temperatura de globo (TG) y de la temperatura húmeda natural (THN), empleándose también la temperatura seca del aire (TA) cuando hay exposición a radiaciones solares.
Sin exposición a radiación solar: WBGT = 0,7 THN + 0,3 TG
Con exposición a radiación solar: WBGT = 0,7 THN + 0,2 TG + 0,1 TA
El índice WBGT hallado expresa las características del ambiente y no debe sobrepasar un cierto valor límite que depende de la carga térmica metabólica que el individuo genera durante el trabajo, reflejado en la Tabla 1. Hay que tener en cuenta que 1 Kcal/hora = 1,16 watios = 0,64 watios/m2 (para una superficie corporal media de 1,8 m2).

Sobrecarga térmica estimada[editar]

Es un método de mayor complejidad, descrito en la Norma UNE-EN ISO 7933, que permite valorar el riesgo de estrés térmico que experimenta un individuo en un ambiente caluroso, y se basa en la estimación de la tasa de sudoración y la temperatura interna que el cuerpo humano alcanzará en respuesta a las condiciones de trabajo. Es recomendable su empleo cuando el índice WBGT supera los 25 ºC.

Posibles consecuencias patológicas del estrés térmico por calor[editar]

  • Golpe de calor: representa una rendición de los mecanismos corporales con una consiguiente paralización de los mecanismos de defensa. Cuando se produce, la temperatura interna aumenta rápidamente, lo cual puede provocar la muerte en poco tiempo.
  • Agotamiento por calor: suele producirse a causa de la pérdida de líquido por sudor intenso. Sus síntomas son fatiga, náuseas y dolor de cabeza.
  • Síncope térmico: desmayo por acumulación de sangre en las extremidades inferiores.
  • Calambres por calor: se producen por pérdida de sales a través del sudor.

Posibles consecuencias patológicas del estrés térmico por frío[editar]

  • Efectos respiratorios: la inhalación de aire muy frío enfría las membranas de las mucosas del tracto respiratorio superior y puede, con el tiempo, causar irritación, reacciones micro-inflamatorias y bronco-espasmo.
  • Efectos cardiovasculares: el frío puede tener efectos cardiorrespiratorios significativos, a través del incremento de la presión sanguínea, de manera puntual o crónica.
  • Lesiones por frío: congelación (daños locales) o hipotermia (daños generales).

Bibliografía[editar]

UNE-EN 27243. Ambientes calurosos. Estimación del estrés térmico del hombre en el trabajo basado en el índice WBGT (temperatura húmeda y temperatura de globo).
UNE-EN ISO 7933. Ergonomía del ambiente térmico. Determinación analítica e interpretación del estrés térmico mediante el cálculo de la sobrecarga térmica estimada.
Eugenia Monroy Martí, Pablo Luna Mendaza: Nota Técnica de Prevención 922. Estrés térmico y sobrecarga térmica: evaluación de los riesgos (I).
Eugenia Monroy Martí, Pablo Luna Mendaza: Nota Técnica de Prevención 923. Estrés térmico y sobrecarga térmica: evaluación de los riesgos (II).
Pablo Luna Mendaza: Nota Técnica de Prevención 322. Valoración del riesgo de estrés térmico: índice WBGT.
Xavier Baraza, Emilio Castejón, Xavier Guardino: Higiene industrial. Editorial UOC. Comprar en Casa del Libro