Empleo atípico

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar

Empleo atípico es aquel en el que no se mantienen las relaciones tradicionales, típicas, de trabajo (continuo, a tiempo completo y que se inscribe en una relación subordinada y directa entre un empleador y un empleado).
Las formas atípicas de empleo agrupan distintas modalidades de empleo que no se ajustan al empleo típico, entre las que cabe destacar las siguientes: el empleo temporal; el trabajo a tiempo parcial; el trabajo temporal a través de agencia y otras modalidades multipartitas; y las relaciones de trabajo encubiertas y el empleo por cuenta propia económicamente dependiente.
Las relaciones típicas de trabajo tienen la ventaja de ofrecer a los trabajadores importantes protecciones, y ayuda a los empleadores a contar con una mano de obra estable para su empresa, a retener y beneficiarse del talento de sus trabajadores y a obtener las prerrogativas de gestión y la autoridad para organizar y dirigir el trabajo de sus empleados. Por el contrario, en el empleo atípico todos estos aspectos se suelen presentar de manera más precaria. Además, los trabajadores empleados de forma atípica suelen ser los primeros en despedidos cuando la situación económica empeora.

Tipos de empleos atípicos[editar]

Empleo temporal[editar]

  • Contratos de duración determinada, como los contratos basados en proyectos o tareas.
  • Trabajo estacional.
  • Trabajo ocasional, incluido el trabajo por días.

Trabajo a tiempo parcial y a pedido[editar]

  • Horas de trabajo normal más reducidas que las equivalentes a tiempo completo.
  • Empleo a tiempo parcial marginal.
  • Trabajo a pedido, incluidos los contratos de cero horas.

Relación de trabajo multipartita[editar]

También conocida como "cesión temporal", "intermediación" y "alquiler de mano de obra". Trabajo temporal por medio de agencia y prestación de servicios en régimen de subcontración.

Empleo encubierto/ por cuenta propia económicamente dependiente[editar]

Empleo encubierto, empleo por cuenta propia económicamente dependiente, empleo por cuenta propia falso o clasificado erróneamente.

Consecuencias del empleo atípico sobre la seguridad y la salud en el trabajo[editar]

Hay cuatro categorías generales de riesgos en relación con la seguridad y la salud en el trabajo que se asocian con el empleo atípico: riesgos relacionados con lesiones y accidentes; riesgos relacionados con la salud mental y el acoso; exposición a malas condiciones y peligros en el trabajo; y problemas de fatiga. Estos riesgos son producto de una combinación de factores: preparación, formación y supervisión deficientes; problemas de comunicación (especialmente en las modalidades de empleo que vinculan a varias partes); y obligaciones legales quebrantadas u objetadas.
Con respecto al riesgo de lesiones, las tasas de lesiones profesionales entre trabajadores con contratos temporales y empleados a través de agencia pueden ser mucho mayores que las de los trabajadores permanentes. La externalización y la subcontratación también han estado implicadas en varios accidentes catastróficos.
Además de las cuestiones de seguridad y salud físicas, el empleo atípico se asocia con factores psicosociales que aumentan el riesgo de efectos negativos para la salud. Las percepciones subjetivas de inseguridad en el trabajo pueden verse agravadas por el hecho de tener un empleo temporal o a tiempo parcial involuntario, especialmente entre los grupos más vulnerables del mercado de trabajo, y cuando las oportunidades para cambiar de un contrato temporal a uno indefinido son reducidas. La mayor inseguridad en el empleo se asocia con una serie de resultados desfavorables que afectan negativamente a la satisfacción en el trabajo, al bienestar psicológico y mental y a la satisfacción personal en general.

Bibliografía[editar]

Organización Internacional del Trabajo: El empleo atípico en el mundo: Retos y perspectivas (Resumen).