Deslumbramiento

De Previpedia
(Redirigido desde «Deslumbramientos»)
Saltar a: navegación, buscar
Deslumbramiento producido por los faros de un vehículo
Figura 1. Ángulo sólido proyectado por un objeto circular

El deslumbramiento es un fenómeno de la visión consistente en la molestia y/o la disminución de la sensibilidad al contraste a causa de una visión directa de la fuente de luz (deslumbramiento directo) o una visión indirecta reflejada por una superficie pulida (deslumbramiento por reflejos).
El acondicionamiento del lugar de trabajo y del puesto de trabajo, así como la situación y las características técnicas de las fuentes de luz artificial, deberán coordinarse de tal manera que se eviten los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla u otras partes del equipo.
Los puestos de trabajo deberán instalarse de tal forma que las fuentes de luz, tales como ventanas y otras aberturas, los tabiques transparentes o translúcidos y los equipos o tabiques de color claro no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla.
Las ventanas deberán ir equipadas con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.

Deslumbramiento molesto[editar]

Se experimenta como una sensación de disconfort que tiende a ir aumentando con el tiempo y causa fatiga visual. Suele ser producido por fuentes luminosas situadas dentro del campo visual.
El deslumbramiento molesto aumenta con los siguientes parámetros:

  • Luminancia de las fuentes.
  • Su tamaño aparente (ángulo sólido subtendido). Ver Fig.1.
  • Número de fuentes en el campo visual.

Por el contrario, disminuye con los siguientes factores:

  • Distancia angular de cada fuente al eje visual.
  • Luminancia (L)[1] de fondo (que determina la luminancia de adaptación[2]).

El índice UGR (Unified Glare Rating) determina la sensación de deslumbramiento.

Deslumbramiento perturbador[editar]

Su efecto es la reducción del contraste y, por consiguiente, el rendimiento visual, si bien no tiene por qué provocar necesariamente disconfort. Puede producirse por medio de alguno de los siguientes mecanismos:

  • Mecanismo de adaptación: cuando existen objetos con grandes luminancias en el campo de visión, más o menos próximos a la línea de visión, el ojo se adapta a esa luminancia, resultándole entonces difícil o imposible percibir el contraste de una tarea mucho más oscura (por ejemplo, la dificultad de leer un cartel situado junto a una ventana).
  • Mecanismo de velo: se debe a la dispersión de la luz en la córnea, el cristalino y demás medios intraoculares. La luz dispersa se proyecta sobre la retina de modo uniforme (como un velo de luz) reduciendo la sensibilidad al contraste. Este efecto suele aumentar con la edad.

Deslumbramiento y envejecimiento[editar]

Si bien este fenómeno es común a todos para todas las edades, resulta más problemático a partir de los cuarenta años. El deslumbramiento se produce en gran medida por la dispersión de la luz en el medio ocular. En la gente adulta, la mayor opacidad de las lentes oculares acrecienta este efecto y contribuye al deslumbramiento. Si bien la gente de sesenta años precisa aproximadamente tres veces más de luz que la de veinte, el incremento de la iluminación puede ocasionar niveles inaceptables de deslumbramiento.

Referencias[editar]

  1. La luminancia (L) se define como la cantidad de emisión luminosa que emite una fuente primaria o secundaria en una determinada dirección de observación, dividida por el área de dicha superficie extensa. Su unidad es el cd/m2.
  2. La luminancia de adaptación es el nivel de luminancia al que se encuentra adaptado el ojo en un momento dado.

Legislación[editar]

Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización.

Bibliografía[editar]

María Peñahora García Sanz: Iluminación en el puesto de trabajo. Criterios para su evaluación y acondicionamiento. INSHT.
Ricardo Chavarría Cosar: Nota Técnica de Prevención 211. Iluminación de los centros de trabajo.
Jesús Pérez Bilbao, Clotilde Nogareda Cuixart, Eduardo Salvador Peracaula: Nota Técnica de Prevención 348. Envejecimiento y trabajo: la visión.