Contaminante

De Previpedia
(Redirigido desde «Contaminantes»)
Saltar a: navegación, buscar

El aerosol de pintura constituye un contaminante químico presente en ciertas actividades

Se entiende por contaminante cualquier sustancia, energía o microorganismo presente en el ambiente de trabajo y que puede causar un deterioro de la salud o del medio ambiente.
En muchas ocasiones se utiliza el término "agente" como sinónimo de contaminante; así, "agente biológico" suele ser empleado con el mismo significado que "contaminante biológico". Esto puede provocar una ambigüedad en ciertos casos, especialmente si queremos caracterizar a los agentes químicos peligrosos como diferentes de los agentes químicos propiamente dichos.

Tipos de contaminantes[editar]

Principales efectos de los contaminantes[editar]

  • Asfixiante: efecto de anoxia producido por desplazamiento del oxígeno del aire (asfixiantes físicos) o por alteración de los mecanismos oxidativos biológicos (asfixiantes químicos). Los asfixiantes pueden llegar a provocar pérdidas de conocimiento e incluso la muerte. Ejemplos de asfixiantes químicos son el monóxido de carbono, el cianuro de hidrógeno y el nitrobenceno.
  • Alérgico: reacción inmunitaria del organismo frente a una sustancia generalmente inocua para el anfitrión, que se manifiesta por unos signos y síntomas característicos cuando se produce una determinada exposición. Ejemplos de alérgenos químicos son el formaldehído y el cromo. Hongos y ácaros pueden actuar como alérgenos de origen biológico.
  • Neumoconiótico: efecto de fibrosis pulmonar producido por particulas sólidas de determinadas substancias insolubles en los fluidos biológicos.
  • Cancerígeno: efecto de provocar cáncer. El benceno, el amianto y el cloruro de vinilo son cancerígenos conocidos.
  • Irritante: efecto de inflamación de la piel o las mucosas en los puntos en los que se produce el contacto con el tóxico.
  • Infeccioso y/o parasitario: invasión de un anfitrión por un microorganismo o un endoparásito pluricelular, multiplicación de este en los tejidos y reacción del anfitrión a su presencia y a la de sus posibles toxinas.
  • Lesivo y/o atrofiante: alteración o pérdida del espesor y consistencias normales de la piel.
  • Corrosivo: efecto de destrucción de los tejidos sobre los que actua el tóxico. Los ácidos concentrados y el fósforo son ejemplos de agentes corrosivos.
  • Sensibilizante: efecto debido a una reacción de tipo alérgico del organismo ante la presencia del tóxico, que puede manifestarse de múltiples formas (asma, dermatitis).
  • Mutágeno: defectos genéticos hereditarios o aumento de su frecuencia.
  • Teratógeno: defecto congénito durante la gestación del feto.
  • Tóxico para la reproducción: malformaciones congénitas no hereditarias o aumento de su frecuencia, o bien efectos negativos para la función o a la capacidad reproductora.
  • Sistémico: alteraciones en órganos y sistemas específicos debidas a la acción sobre los mismos del tóxico, una vez absorbido y distribuido por el cuerpo; incluye, por tanto, los efectos sobre el sistema nervioso, sistema hematopoyético, hígado, riñones, etc.

Posibles efectos combinados producidos por varios contaminantes[editar]

  • Efectos simples o independientes: los producidos por cada contaminante aisladamente sobre órganos distintos.
  • Efectos aditivos: producidos por la suma de los efectos de varios contaminantes que actúan sobre un mismo órgano o sistema.
  • Efectos potenciadores o sinérgicos: se producen cuando un contaminante multiplica la acción de otro.
  • Efectos antagónicos: se producen cuando el resultado de la combinación de contaminantes es menos dañina para la salud que la suma de las exposiciones de forma independiente.

Bibliografía[editar]

Xavier Baraza, Emilio Castejón, Xavier Guardino: Higiene industrial. Editorial UOC. Comprar en Casa del Libro

Véase también[editar]

Contaminación
Higiene industrial
Toxicología laboral