Compactador

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar
Compactador

Un compactador, o apisonadora, es una máquina para el movimiento de tierras, autopropulsada o remolcada, con un dispositivo de compactación que consiste en uno o más cilindros metálicos (rulos) o en neumáticos, que compacta materiales tales como piedra machacada, tierra, mezclas asfálticas o gravas mediante la acción de rodadura y/o de vibración del dispositivo de compactación.

Medidas preventivas[editar]

Antes de utilizar el equipo[editar]

  • Utilizar siempre el equipo de protección individual adecuado para cada tarea.
  • Inspeccionar visualmente (niveles, desgastes, neumáticos, rodajes, etc.) y comprobar la señalización del entorno.
  • No poner en marcha la máquina ni accionar los mandos si no se encuentra situado en el puesto del operador.
  • Examinar el panel de control y el tablero de instrumentos y comprobar que funcionan correctamente todos los dispositivos de seguridad, medición y control.
  • Antes de conectar/arrancar el equipo, asegurarse de que nadie se encuentra en su área de riesgo.
  • Arrancar el equipo conforme a las instrucciones del fabricante.
  • Al arrancar, hacer sonar la bocina si el equipo/instalación no lleva avisador acústico de arranque.
  • No utilizar el compactador antes de que el aceite hidráulico alcance la temperatura normal de trabajo: la distancia de frenado puede alargarse cuando el aceite está frío.
  • Inspeccionar visualmente las uniones: bulones, tuercas, corrosión, grietas, desprendimiento de pintura, etc.
  • No subir a la máquina encaramándose por el rodillo: puede sufrir caídas. Para subir y bajar del rodillo de deben emplear los peldaños y asideros dispuestos para tal menester: evitará lesiones o caídas. Suba o baje de la máquina de forma frontal mirando hacia ella. No salte nunca hacia el suelo si no es por peligro inminente de su persona.
  • Para evitar lesiones durante las operaciones de mantenimiento, parar el motor, poner en servicio el freno de mano y bloquear la máquina. A continuación, realizar las operaciones de servicio necesarias.
  • No levantar en caliente la tapa del radiador: la salida de gases/líquidos calientes puede causar quemaduras.
  • Utilizar guantes y gafas contra proyecciones para la manipulación del líquido anticorrosión.
  • Cambiar el aceite del motor y del sistema hidráulico en frío para evitar quemaduras. Los líquidos de la batería desprenden gases inflamables; si de deben manipular, no fumar ni acercar fuego.
  • Durante el relleno del aire de las ruedas, situarse detrás de la banda de rodadura, apartado del punto de conexión. El reventón de la manguera de suministro o la rotura de la boquilla pueden actuar como un látigo.
  • Mantener limpios los rótulos de seguridad instalados en la máquina y reemplazar los que faltan.
  • Antes de iniciar cada turno de trabajo, comprobar mediante maniobras lentas que todos los mandos responden correctamente.

Durante la utilización del equipo[editar]

  • Utilizar la máquina para las funciones para las que ha sido diseñada.
  • Circular por pistas o terrenos bien asentados, evitando hacerlo sobre obstáculos. Mantener siempre una distancia de seguridad al circular.
  • Circular con la luz giratoria encendida, con precaución y respetando la señalización existente.
  • Al mover el compactador, accionar el claxon si no se dispone de avisador acústico.
  • Extremar la prudencia en desplazamientos de la máquina por terrenos accidentados, resbaladizos, blandos, cerca de taludes o zanjas, marcha atrás y cuando no exista perfecta visibilidad. Mantener la velocidad adecuada.
  • El puesto de conducción estará exclusivamente ocupado por personal autorizado.
  • No dejar abandonado el equipo con el motor en marcha.
  • No fijar la vista en objetos móviles (nubes, vehículos), especialmente cuanto se trabaje en puentes o pasos superiores: puede perderse el sentido de la orientación.
  • Mientras la máquina esté en funcionamiento, no intentar subir ni bajar de la misma.
  • Mantener el compactador y su entorno limpios de grasa, barro, hormigón y obstáculos.
  • Utilizar calzado adecuado y prestar atención en los desplazamientos para evitar torceduras.
  • Comprobar que nadie se encuentra en el radio de acción de equipo o zona de actuación de sus órganos de trabajo.
  • Evitar el contacto con partes calientes de la máquina.
  • En caso de contacto de la máquina con un cable bajo tensión, no salir de la cabina si se encuentra dentro, o no acercarse a al máquina si se encuentra fuera.
  • En ambiente pulverulento, utilizar mascarilla, asegurar la correcta ventilación y arrastre de los gases de escape.
  • Repostar combustible con el motor parado, mantener limpio el motor de restos de aceites y trapos sucios y mantener un extintor en la cabina.
  • Ajustar los espejos retrovisores y demás elementos de visualización de que disponga la máquina.
  • Los compactadores estarán dotados de cabinas antivuelco y anti impacto.
  • Se prohíbe abandonar la cabina con el motor en marcha.
  • Se aconseja no acceder a la conducción con vestimentas sin ceñir, cadenas, relojes o anillos que puedan engancharse en salientes.
  • No trabajar con la máquina en situación de avería.
  • Al abandonar la máquina, utilizar ropa de señalización de alta visibilidad.

Tras acabar los trabajos[editar]

  • Estacionar la máquina sobre una superficie resistente y lo más nivelada posible, donde no estorbe el paso a otros vehículos y personas.
  • Parar el equipo conforme a las instrucciones del fabricante.
  • Accionar los mandos de paro, desconexión y frenado de la máquina. Quitar las llaves y asegurar el equipo contra el vandalismo.
  • Hacer limpieza general del equipo.
  • Para subir y bajar del rodillo, se deben emplear los peldaños y asideros dispuestos para tal menester: evitará lesiones y caídas. Subir o bajar de la máquina de forma frontal mirando hacia ella. No saltar nunca hacia el suelo si no es por peligro inminente de su persona.
  • Mantener limpios los rótulos de seguridad instalados en la máquina y reemplazar los que faltan.
  • La limpieza y mantenimiento se realizarán con el motor parado y sin posibilidad de movimiento o de funcionamiento.
  • Mantener el área de trabajo ordenada y limpia de materiales, herramientas, utensilios, etc.
  • Comprobar que todas las carcasas, rejillas y protecciones de los elementos móviles están bien instaladas.

Legislación[editar]

Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.
Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas.
Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.
Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción.

Bibliografía[editar]

UNE-EN ISO 6165:2012. Maquinaria para movimiento de tierras. Tipos básicos. Identificación, términos y definiciones.
Fundación Laboral de la Construcción Navarra: Seguridad vial en el sector de la construcción.