Buldócer

De Previpedia
(Redirigido desde «Bulldozer»)
Saltar a: navegación, buscar
Buldócer

Un buldócer, o bulldozer, es una máquina para el movimiento de tierras que se utiliza para desplazar materiales (tierra, rocas, malezas...) mediante arrastre. A diferencia de las excavadoras, el buldócer no puede ser empleado para cargar los materiales sobre camiones o tolvas.

Medidas preventivas generales[editar]

  • El buldócer solo será usado por personal autorizado, conocedor de los riesgos y con la debida formación (véase Contenido formativo para operadores de vehículos y maquinaria de movimiento de tierras).
  • Acotar y señalizar la zona de trabajo. Establecer vías de circulación convenientemente señalizadas para la circulación de vehículos en el lugar de trabajo.
  • No arrancar el motor sin antes cerciorarse de que no hay nadie en el área de operación de la hoja de empuje.
  • Asegurarse de que no existe peligro para los trabajadores que se encuentren en el interior de pozos o zanjas próximos al lugar de excavación.
  • No transportar personas.
  • Evitar terrenos excesivamente embarrados o poco estables, y pendientes superiores al 50%. Inspeccionar las condiciones del terreno donde el buldócer vaya a operar.
  • Prohibir que se realicen otros trabajos en la obra, próximos a los buldóceres en funcionamiento.
  • Los conductores no pueden abandonar el buldócer con el motor en marcha.
  • Limpiar el calzado, que preferentemente será antideslizante, antes de subir a la máquina.
  • Abrocharse el cinturón de seguridad.
  • Moderar la velocidad en terrenos desiguales.
  • El ascenso y descenso a la máquina se realizará frontalmente, haciendo uso de los peldaños y asideros dispuestos para tal fin.
  • La hoja de empuje debe estar bajada para circular con seguridad, tanto hacia adelante como hacia atrás.
  • Utilizar, en general, velocidades moderadas en los desplazamientos, teniendo cuidado con los surcos y caballones, que deben ser cruzados en diagonal.
  • Cuando se eliminen obstáculos pesados o de grandes dimensiones, como troncos, árboles o piedras, no atacar contra ellos a alta velocidad. Hay que desplazarlos apalancando con la hoja de empuje.
  • En operaciones en terraplenes, no llegar nunca hasta el borde; formar un montón y después arrastrar el mismo con otro. En algunas ocasiones puede ser necesario un señalista, siendo siempre conveniente formar topes de frenado con el terreno.
  • Antes de iniciar vaciados a media ladera con vertido hacia la pendiente, inspeccionar la zona en cuanto a posibles desprendimientos o aludes.
  • Guardar distancia de seguridad a las zanjas, taludes y toda alteración del terreno que pueda posibilitar el vuelco de la máquina.
  • Se prestará atención a las líneas eléctricas, tanto aéreas como subterráneas, pidiendo información necesaria a la compañía suministradora sobre la posibilidad de instalaciones eléctricas en la zona de trabajo (véase Anexo:Trabajos en proximidad de líneas eléctricas aéreas y Anexo:Trabajos en proximidad de conducciones enterradas).
  • No abandonar la máquina sin haber antes apoyado sobre el suelo la cuchilla y el escarificador y haber parado el motor.
  • Cuando la máquina esté aparcada, o durante las operaciones de mantenimiento, la hoja de empuje, como cualquier otro accesorio, debe estar apoyada en el suelo.
  • El buldócer estará dotado de luces de marcha hacia delante y de retroceso, servofrenos, freno de mano, bocina automática de retroceso, retrovisores en ambos lados, estructura de protección en caso de vuelco, estructura de protección contra caída de objetos y extintor timbrado y con las revisiones al día.

Medidas preventivas en labores de mantenimiento[editar]

  • Las máquinas deberán diseñarse y fabricarse de forma que las operaciones habituales de lubricación y mantenimiento puedan efectuarse de forma segura y con el motor parado siempre que sea posible. Cuando solo sea posible con el motor en marcha, deberán tomarse precauciones para reducir al máximo el riesgo de contacto con piezas móviles o a alta temperatura.
  • Las aberturas previstas para las operaciones de mantenimiento deberán ser conformes a la Norma ISO 2860.
  • Siempre que sea posible, el diseño de la máquina debe permitir que la lubricación y el llenado de depósitos se efectúe desde el suelo.
  • Para evitar daños durante las operaciones de mantenimiento, previamente se apoyará la cuchilla en el suelo, se parará el motor, se pondrá en servicio el freno de mano y se bloqueará la máquina.
  • El buldócer deberá tener un plan de mantenimiento riguroso.

Véase también[editar]

Equipo de trabajo móvil

Legislación[editar]

Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.
Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas.
Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.
Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción.

Bibliografía[editar]

CEPYME Aragón: Manual de seguridad en el uso de máquinas en trabajos de excavación.