Agente químico

De Previpedia
Saltar a: navegación, buscar

Agentes químicos

Se conoce por agente químico todo elemento o compuesto químico, por sí solo (sustancia) o mezclado (preparado), tal como se presenta en estado natural o es producido, utilizado o vertido, incluido el vertido como residuo, en una actividad laboral, se haya elaborado o no de modo intencional y se haya comercializado o no. Los agentes químicos, junto a los agentes físicos y los agentes biológicos, constituyen los factores ambientales propios de un lugar de trabajo; la Higiene industrial es la ciencia que persigue la identificación, la evaluación y el control de todos ellos.
La presencia de un agente químico en el lugar de trabajo que implique el contacto de este con el trabajador, normalmente por inhalación o por vía dérmica, se denomina exposición a un agente químico.
Se considera actividad con agentes químicos todo trabajo en el que se utilicen agentes químicos, o esté previsto utilizarlos, en cualquier proceso, incluidos la producción, la manipulación, el almacenamiento, el transporte o la evacuación y el tratamiento, o en que se produzcan como resultado de dicho trabajo.

Agentes químicos peligrosos[editar]

Llamamos agente químico peligroso a aquel que puede representar un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores debido a sus propiedades fisicoquímicas, químicas o toxicológicas y a la forma en que se utiliza o se halla presente en el lugar de trabajo. Se consideran incluidos en esta definición, en particular:

  • Los agentes químicos que cumplan los criterios para su clasificación como sustancias o preparados peligrosos establecidos, respectivamente, en la normativa sobre notificación de sustancias nuevas y clasificación, y envasado y etiquetado de sustancias peligrosas y en la normativa sobre clasificación, envasado y etiquetado de preparados peligrosos, con independencia de que el agente esté clasificado o no en dichas normativas, con excepción de los agentes que únicamente cumplan los requisitos para su clasificación como peligrosos para el medio ambiente.
  • Los agentes químicos que alcancen los siguientes valores límite ambientales:
Manipulación de agentes químicos en un laboratorio

Medidas preventivas en la manipulación de agentes químicos peligrosos[editar]

  • Llevar a cabo el trasvase de sustancias peligrosas, en la medida de lo posible, en instalaciones fijas, limitando las operaciones manuales al mínimo posible.
  • Evitar los trasvases por vertido libre.
  • Etiquetar tanto el recipiente al que se ha trasvasado el producto como el recipiente del que se ha trasvasado.
  • Los trasvases por gravedad serán permitidos desde recipientes que estén fijos y siempre que dispongan de grifo incorporado y exista un sistema de drenaje para eliminación rápida de posibles derrames. En trasvases de líquidos inflamables se evitará la generación de cargas electrostáticas y, en todo caso, el conjunto de la instalación de trasvase garantizará la descarga a tierra de las que pudieran generarse.
  • Efectuar el llenado de recipientes de boca estrecha con un embudo, salvo cuando el trasvase se efectúe desde recipientes de muy pequeña capacidad.
  • Disponer de un sistema de visualización para comprobar el nivel de la carga del recipiente con el fin de evitar derrames por rebosado.
  • Utilizar los equipos de protección individual indicados para el trabajo a realizar.
  • Delimitar los derrames peligrosos. Para eliminar los derrames, emplear sistemas de absorción seguros, que a ser posible ejerzan una acción neutralizante. Disponer de sustancias neutralizadoras para cada caso y agua abundante para limpieza. Hay que tener en cuenta que el serrín es un polvo combustible que en ningún caso debe utilizarse para absorber líquidos inflamables, ya que acrecentaría aún más la inflamabilidad.
  • Si cabe la posibilidad de vertidos de diferentes tipos de peligrosidad, diferenciar los sistemas de desagüe con el fin de eliminar cada vertido de la forma adecuada.
  • Situar duchas de emergencia y fuentes lavaojos en las proximidades.
  • Evitar el transporte manual y mediante vehículos internos. No utilizar mangueras flexibles para transportar agentes químicos peligrosos.
  • Utilizar preferentemente envases metálicos siempre que sean compatibles.

Almacenamiento de agentes químicos peligrosos[editar]

Artículo principal: Almacenamiento de agentes químicos peligrosos.

EPI a utilizar dependiendo de la vía de entrada[editar]

Inhalación[editar]

Dérmica[editar]

Contacto ocular[editar]

Clasificación, etiquetado y envasado de agentes químicos peligrosos[editar]

Artículos principales: Etiquetado de productos químicos, Ficha de datos de seguridad.
A fin de que el consumidor disponga de toda la información sobre el manejo seguro de los agentes químicos peligrosos, debe proporcionarse, entre otros datos, información de los riesgos, métodos seguros de trabajo y medidas a tomar en caso de accidente. Esta información debe aparecer en las etiquetas de los envases y, de forma más completa, en las fichas de datos de seguridad. Previamente habrá sido necesaria una clasificación del agente en función del tipo o los tipos de riesgo que entraña.

Vías de entrada de los agentes químicos en el organismo[editar]

  • Respiratoria: el agente químico acompaña al aire inhalado y pueden ser retenido en la nariz, traquea, bronquios o pulmones dependiendo del tamaño y las propiedades químicas de las partículas (estas pueden presentarse en cualquier estado físico). Las moléculas y partículas con menor tamaño pueden llegar hasta los alvéolos (fracción respirable) y quedarse en ellos o pasar a la sangre.
  • Dérmica: el agente atraviesa la piel sin provocar alteraciones apreciables en esta. Las propiedades químicas del contaminante (solubilidad en agua o en grasas), el estado de la piel y la superficie de esta expuesta al agente químico son los factores que más influyen en el grado de penetración de dicho agente en la sangre a través de la piel.
  • Digestiva: es menos habitual, si bien puede darse en casos de intoxicación accidental, o cuando no se observan ciertos hábitos higiénicos (comer, fumar o beber en el puesto de trabajo donde los agentes químicos están presentes puede ser una causa de intoxicación).
  • Parenteral: penetración directa del tóxico en la sangre a través de una herida o una llaga.

Estados físicos en que pueden aparecer los agentes químicos[editar]

  • Gases: se denomina gas al estado de agregación de la materia en el cual, bajo ciertas condiciones de temperatura y presión, sus moléculas intereaccionan solo débilmente entre sí, sin formar enlaces moleculares, adoptando la forma y el volumen del recipiente que las contiene y tendiendo a separarse, esto es, expandirse, todo lo posible por su alta energía cinética. Ejemplos de agentes químicos que pueden aparecer en forma de gas: monóxido de carbono, dióxido de carbono, cloro, ozono, sulfuro de hidrógeno, óxidos nitrosos, dióxido de azufre.
  • Líquidos: el líquido es un estado de agregación de la materia en forma de fluido altamente incompresible (su volumen es prácticamente el mismo en un rango grande de presión). Los líquidos pueden aparecer suspendidos en el aire en forma de pequeñas partículas (se habla entonces de niebla o de bruma). Ejemplos de agentes químicos que pueden aparecer en forma de líquido: ácido cianhídrico, ácido clorhídrico, hidróxido sódico, ácido crómico, ácido sulfúrico, aceite mineral.
  • Vapores: se entiende por vapor la fase gaseosa a la que llega una sustancia desde un estado sólido o líquido a determinadas condiciones de presión y temperatura. Ejemplos de agentes químicos que pueden presentarse en forma de vapor: hidrocarburos aromáticos, cíclicos y alifáticos, cetonas, alcoholes, esteres, derivados clorados.
  • Aerosoles: se conoce como aerosol la suspensión en un medio gaseoso de partículas sólidas, líquidas o mezcla de ambas teniendo una velocidad de caída despreciable (generalmente inferior a 0,25 m/s). A veces el aerosol es presentado como un estado físico más, junto a sólidos, líquidos y gases.

Véase también[editar]

Control de exposición a agentes químicos

Legislación[editar]

Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo.
Real Decreto 656/2017, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y sus Instrucciones Técnicas Complementarias MIE APQ 0 a 10.

Bibliografía[editar]

INSHT: Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con los agentes químicos presentes en los lugares de trabajo.
Safe Work Australia: Managing Risks of Hazardous Chemicals in the Workplace. Code of Practice.

Otra documentación[editar]

Documento sobre límites de exposición profesional para agentes químicos en España.